domingo, 5 de octubre de 2008

FELICJA BLUMENTAL


La pianista judía Felicja Blumental nació en Varsovia (Polonia) el 28 de Diciembre de 1908.

Felicja creció en el seno de una familia de músicos. Hija de violinista, comenzó a tomar clases de piano a la edad de cinco años, y debutó a los diez. Estudió en el Conservatorio Nacional de Varsovia, recibiendo clases de piano de Zbigniew Drzewiecki (fundador del Concurso Internacional Frederick Chopin) y lecciones de composición del compositor Karol Szymanowski. Más adelante estudió en Suíza con Józef Turczyński, un destacado intérprete y estudioso de Chopin.

En 1938, ella y su marido Markus Mizne se trasladaron primero a Niza, y luego a Brasil, huyendo del creciente antisemitismo que recorría Europa. Adquirió la nacionalidad brasileña, y durante el resto de su vida se centró en la música y compositores de su país adoptivo. Su carrera posterior la llevó en 1962 a Milan y, finalmente, a Londres en 1973.

El repertorio de Blumenthal fue amplio y audaz, abarcando desde el barroco portugués y español a las tendencias contemporáneas de la música en Sudamérica. Sus numerosas grabaciones incluyen varios conciertos olvidados de compositores como Carl Czerny, Ferdinand Ries y John Field.

El afamado autor de las “Bachianas Brasileiras”, Heitor Villa-Lobos, con quien le unió una gran amistad, le dedicó su Concierto nº 5 para piano. Por otro lado, cuando Krzysztof Penderecki recibió el encargo de realizar una obra para conmemorar el 25 Aniversario de la Eastman School of Music, escribió la Partita para Hapsicordio y Orquesta, que dedicó a Felicja; su grabación de esta obra le supuso ganar el Gran Premio del Disco de la Academia Charles Cros de Francia en 1975.

Así mismo, en 1978 Witold Lutoslawski orquestó sus Variaciones para un Tema de Paganini especialmente para Felicja Blumental, que ella misma estrenó con la Orquesta Filarmónica de Florida, dirigida por Brian Priestman. Muchas de estas grabaciones están restauradas en el sello Brana Records, con diseños de portada obra de su marido el artista Markus Mizne.

Sin embargo, sus interpretaciones de Mozart y Chopin son lo más recordado de la Blumental. Pianista de considerable poderío, a pesar de ser una mujer más bien menuda, sus grabaciones de las mazurcas de Chopin, en particular, son consideradas históricas.

A todas luces una pianista de la ‘vieja escuela’, Hans Wolf señaló que Blumental traía consigo "el aliento de una época ya desvanecida, cultivada y tal vez más amable".

Durante los últimos treinta años de su vida, Blumental se concentró en grabar obras que ella consideraba desatendidas por parte de otros músicos de su tiempo.

Falleció el 31 de Diciembre de 1991 en Israel, durante una de las muchas giras que realizó por este país. Está enterrada en el cementerio Kyriat Shaul de Tel Aviv. Su hija, la cantante Annette Celine, es una de las promotoras del “Festival Internacional de música Felicja Blumental”, que desde 1991 el Museo de Arte de Tel Aviv celebra anualmente.